Esta es la razón por la que la mezcla de miel con cúrcuma: es el antibiótico más potente del mundo que ni los médicos han podido explicarlo

El creador de este remedio tiene por nombre William Lavalley, este pudo estudiar como las células malignas o con cáncer eran combatidas por la cúrcuma gracias a la “curcumina”, por ende si la persona consumía en etapas tempranas este ingrediente en sus comidas y con una preparación que el realizó hacía el mismo efecto que una quimioterapia.

El cáncer actualmente está afectando cada día a más personas sin importar su género, ingresos monetarios, ni nada por el estilo, nadie sabe porqué ni como parar esta ola de mutaciones genéticas pero lo que si sabemos es que podemos combatirlas de modo que el paciente quede en remisión.

Este método no le ocasionará ningún efecto secundario al paciente por lo que puede intentarlo como método alternativo aparte de lo que su doctor le está recetando, pues no es el cáncer el que mata sino la quimioterapia.

Conoce como preparar el método a base de cúrcuma con el que podrás eliminar el cáncer.
Ingredientes que vas a necesitar:

1 cucharada de cúrcuma en polvo u orgánica.

100 gr d miel pura de abeja

Recipiente de vidrio que se pueda sellar herméticamente

Preparación.
Debes mezclar los dos ingredientes y batirlos por dos minutos.

Cuando veas que están completamente mezclados procura dejar que esta mezcla repose.

Modo de consumo

Tome una cucharada durante cada hora, nunca dupliques o disminuyas la dosis, esto será solo por el primer día.

Al segundo día procura hacerlo pero cada dos horas.
Ya al tercer día debes hacerlo tres veces durante el día.
Recomendaciones importantes:
No te tragues la mezcla de una vez sino mantenla en tu boca y deja que esta se derrita.
Puedes si quieres, beberlo con tu taza de té o un vaso de leche.

Sabemos que es una enfermedad muy seria por lo que no te estaríamos recomendando esto sino ha sido probado en otras personas, después de todo no tienes nada que perder solo salud que ganar.

Beneficios de la cúrcuma

1. Ayuda a adelgazar
Las investigaciones parecen indicar que, si se usa como condimento de forma habitual, la cúrcuma contribuye a bajar de peso porque inhibe el crecimiento del tejido graso y dificulta la lipogénesis, es decir, la conversión de azúcares en ácidos grasos.

En cualquier caso, la evidencia científica en cuanto a las propiedades adelgazantes de la cúrcuma todavía es poco sólida, por lo que no podemos afirmar que sea verdaderamente útil en este sentido.

2. Embellece la piel
Entre las propiedades positivas para la piel que se atribuyen a la cúrcuma se encuentran la reducción de las arrugas y de la inflamación de la cara, la mejora de la piel grasa, la inhibición del crecimiento del vello facial, la prevención del acné producido por bacterias y virus, la exfoliación de la piel y la eliminación de la caspa.

3. Alivia los problemas digestivos
La cúrcuma ayuda a digerir y reduce síntomas estomacales e intestinales derivados de digestiones pesadas, en especial de alimentos ricos en grasas, aliviando así los gases, la hinchazón o la acidez.

También es útil para tratar trastornos digestivos como el síndrome de intestino irritable y la dispepsia, que se define como un malestar que aparece en la zona superior del vientre después de las comidas; el estómago de las personas con este problema no se relaja cuando recibe el alimento, como sería lo normal.

4. Previene la reaparición de colitis ulcerosa
Estudios con personas diagnosticadas de colitis ulcerosa parecen indicar que el consumo de cúrcuma reduce el riesgo de reaparición de los síntomas después de la remisión.

Si conoces a alguien que esté pasando por esto o por una gripe muy fuerte te recomendamos que le hagas llegar esta preparación para que le de una oportunidad a este remedio completamente natural y fácil de hacer.